¿Lo sientes, y te lo comes?…

¿Te ha pasado que de repente te llenas de granitos en la cara? ¿O que de repente subiste algunos kilos y ni te diste cuenta?, o tu pelo de repente se reseco o se empezó a caer a mechones casi sin motivo y de un momento a otro?, bueno pues todo tiene una razón, quizá ya lo habías escuchado y te lo diré de nuevo, todo en nuestro cuerpo esta conectado. Así es, nuestro cuerpo es tan perfecto que nos empieza a dar señales, avisos o alarmas para dejarnos ver que algo anda mal o que algo esta pasando en nuestro organismo que no debería suceder. Y te cuento porque, primero empezare por decirte que todo de lo que nutres tu alma nutre al mismo tiempo tu cuerpo.




Te diré que es algo tan importante como los alimentos que te llevas a tu boca. Si estás viviendo una situación de estrés, de tensión o triste esto tiene que ver para tu estado de ánimo, para el estado de tu alma, no estas siendo feliz, no puedes irradiar felicidad a los que te rodean por lo tanto no estás haciendo elecciones inteligentes a la hora de decidir qué comer y que no comer. De igual forma si estas en un trabajo o cualquier otra actividad que te molesta o no te satisface, o simplemente no te agrada muévete y busca lo que te llene el alma, de esta forma dedícate a hacer, ver, pensar y decir cosas lindas y positivas para que tu mente se nutra de tu alma, y no lo resienta tu piel llenándose de granos, o tu pelo resecándose o cayéndose cada día más o peor aún, tu peso que tanto daña la salud subirlo o bajarlo de manera repentina, así que toma una mejor decisión y cuida lo que ingieres para que tu cuerpo se nutra con lo mejor que se pueda.

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *