Date un Respiro y reconecta la mente con el cuerpo

¿No te ha pasado que estas de buen humor y te sientes físicamente bien? Sientes que nada podría ir mal y que la vida es maravillosa, pero todo esto cambia cuando recibes una mala noticia o algo no va como esperabas, entonces sientes como todo tu cuerpo se siente pesado e incluso pierdes esa vista optimista de la vida. Esto se debe a que el estado de ánimo influye en nuestra condición física.

El cuerpo  y mente están conectados. Si bien hay que mantener el cuerpo en un buen estado, no debemos descuidar nuestra mente. El estar en situaciones de estrés, no solo afecta nuestra condición física sino que puede deteriorar esta conexión de cuerpo y mente. En estos tiempos somos bombardeados por estímulos a diestra y siniestra, haciendo que sea difícil encontrar un momento de tranquilidad, pero es necesario darse un tiempo para no perderse en los ajetreos de la vida. Te invito a que realices algunas de estas actividades para relajarte y no crear fricción entre mente y cuerpo.




Meditación:
Si bien es algo cliché, se ha demostrado que es efectivo. Hay técnicas avanzadas de meditación, pero si quieres experimentar o como una introducción basta con que uses ropas cómodas, encuentres un lugar tranquilo y divagues en tus pensamientos.

Caminar:
A pesar de ser una actividad física, el caminar despeja la mente así que tiene doble beneficio.

Yoga:
Esta práctica originaria de la India se ha expandido en casi todos los rincones del mundo debido a su efectividad. Con diferentes ramas y escuelas, los recursos para practicar esta actividad pueden encontrarse donde sea, así que si busca algo más exótico, dale oportunidad a esta disciplina.

Encuentra un pasatiempo:

Cosas tan simples como leer un libro o sentarse en una silla escuchando música mientras ves por la ventana hacen gran diferencia en el estado de ánimo, lo que afecta directamente al cuerpo y a la mente.

No es casualidad de que unas de estas sugerencias trabajan ambos aspectos, la conexión se hace obvia. Hay que darse un tiempo para disfrutar esas pequeñas cosas que nos hacen felices aunque sea por unos momentos.

Si te gustó este artículo, no olvides compartirlos en tus redes sociales, déjanos tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *